QUE SER VALIENTE NO SALGA TAN CARO...

Como los primeros amores que uno creyo olvidados ,cuando los volvemos a ver algo se nos alborota y sentimos esa dulce nostalgia de quienes fuimos en otro momento de nuestra vida.
Por algunos años Joaquin Sabina fué mi idolo ,cuando era un pendejo rebelde y contestatario ,defensor de causas nobles y justas.
Por estos dias el viejo Sabina retumba en mis oídos más que nunca.
Y ese pendejo que fuí se burla del adulto conformista en que me convertí,que solo se permite de vez en cuando algunos chispazos de transgresion siempre medidos y calculados para no incomodar demasiado a los dueños de la pelota.
Me gusta pensar que es cintura ,ubicacion o habilidad pero ahí está Sabina para recordarme de que se trata.

...QUE LOS PARIO!!!

1 comentarios:

Ale dijo...

Dejando de lado el fanatismo Sabinesco juvenil (que no tuve), todo lo demás es una perfecta descripción de mi propia vida.

A la mierda che.