MI SARMIENTO O TU SARMIENTO?




A mi dejame recordar con orgullo al prócer que nos enseñaron a querer en la escuela, el que leía con asombrosa facilidad a los cuatro años y según contaba el manual Kapelusz lo hacia a la sombra de una parra mientras su madre Doña Paula Albarracín,tejía en su telar en las soleadas siestas sanjuaninas,el que nunca decía "no estudie" ni faltaba a clases, por lo que al compañerito mas aplicado, los de las filas del medio para atras le poníamos el  sobrenombre de "Sarmiento" con algo de envidia por no estar en su lugar.

dejame recordar con orgullo al prócer que fue escritor y estadista,al padre de la educación argentina, al que le toco luchar contra el atraso, la miseria y la barbarie, pelear contra la pobreza y la ignorancia...no me vengas con el Sarmiento de los "revisionistas históricos" que encontraron que en su lista de gastos anotaba "orgias" o resaltan con una mirada del siglo XXI su antipatía por los indios y gauchos, los bárbaros incivilizados en el contexto de la época y que lo intentan humanizar aclarando que de vez en cuando se hacia la rata...mejor que no investiguen más, sino seguro descubren que se copiaba en los exámenes y hasta que se colgaba del cable.

Cual es el Sarmiento que les enseñan a los niños de hoy? ...ojala sea uno que les fomente altos ideales y les sirva de ejemplo.

Todo ser humano tiene su costado de miserias y frivolidades pero los grandes hombres pasan a la historia por otros motivos.


.

0 comentarios: